lunes, 29 de agosto de 2016

LA CASA DE LA TAHONA, único edificio del casco histórico que queda en pie de los originales en torno a la plaza de Fernando VI.

EL CASCO HISTÓRICO DE SAN FERNANDO SIGUE NECESITANDO DE OPERACIONES DE RESTAURACIÓN Y REHABILITACIÓN.


Tras la gestión que hizo el anterior gobierno municipal de la rehabilitación o mejor dicho RECONSTRUCCIÓN con ciertas licencias sancionadas por patrimonio en la Plaza España. Muchos serán los que opinen que es mejor dejar las cosas como están o como estaban.

Sin embargo la rehabilitación de los edificios de la ciudad, y más los que tienen cierto valor por su origen histórico, es una necesidad que cuando se aborda y gestiona debidamente, reporta beneficios tanto al interés general del municipio como a los particulares.

Es claro que ante la penuria económica a la que aboca la crisis, la falta de financiación y la mala gestión política en las corporaciones locales, deja a estas sin recursos y sin capacidad para abordar este tipo de actuaciones.

En San Fernando a principios de la década de 1990 se creó la EMS (Empresa Municipal de Suelo) como instrumento de gestión municipal que agilizase las políticas de gestión de suelo ligadas al desarrollo urbanístico del pueblo en cuanto a la ejecución de aquellas infraestructuras y viales necesarios para su concreción y materialización... así como para abordar la promoción de vivienda pública con fines sociales... ¡fue un éxito en tanto en cuanto se gestionó bien con adecuado criterio técnico-económico!.

Gracias a la EMS se abordó la captación del suelo necesario para construir la vía de circunvalacion y sus conexiones con el casco, desatascando el desarrollo de las nuevas barriadas de viviendas previstas en el borde del pueblo, o promoviendo directamente vivienda y suelo para construir bloques de vivienda protegida al final de Somorrostro, calle Burgos, Gustavo Adolfo Bécquer, etc...


La quiebra de esta empresa que podía haber sido protagonista de procesos de rehabilitación en el casco histórico, viene de la mano de una mala gestión política que empieza con la temeraria adjudicación que se hizo a la constructora DICO  de la promoción de viviendas de Echeveste y que tuvo que readjudicarse por el doble de lo presupuestado para poder terminar las viviendas y urbanizar la Plaza de Paños.

Hoy se encuentra al borde de su liquidación y cierre, perdiéndose un instrumento de gestión que bien usado hubiera sido beneficioso como lo fue en origen para el pueblo, en materia de gestión del suelo, promoción de vivienda pública y rehabilitación.

Así hoy carecemos se recursos y medios más allá de los puramente normativos para revertir la ruina y dar uso a edificios de cierta singularidad, como este junto a La Tahona, en la plaza de Fernando VI esquina a calle Libertad, donde si bien el plan no obliga a su conservación ni siquiera ambiental, pudiendo ser demolido. Si merecería la pena pudiera ser restaurado y rehabilitado, porque es el único que queda original de los que miraban a la plaza, construidos cuando se fundó el pueblo, igual que la plaza de España.


No hay comentarios:

Publicar un comentario